La tequilería de Bilbao: La Cumbancha

Hace tiempo que salir por los bares de Bilbao la Vieja y San Francisco se ha convertido en una maravilla: su época gris ha ido llegando a su fin y está experimentando una agradable reconversión social y cultural. Si ya podíamos disfrutar de locales como el más veterano Marzana, El Perro Chico, Bihotz Café, Dando la Brasa y Peso Neto; a esta lista se acaba de añadir un imprescinble ya no solo en el barrio, si no en los bares de Bilbao en general: la tequilería La Cumbancha.

Nada más entrar, un golpe de olor diferente al habitual te embarga: con un solo paso y con los ojos cerrados te dará la impresión de que acabas de transportarte a esa típica casa de pueblo que todos añoramos en la ciudad.

El viaje continúa cuando abrimos los ojos, puesto que no solo el olor es impropio de un bar, ¡también la decoración! de no ser por la barra, que predomina en el piso de abajo, cualquiera podría jurar que nos acabamos de colar en un pequeño hogar mexicano (imaginaos, pues, el piso de arriba).

Bares Bilbao La Cumbancha

Pero no solo por su decoración destacan los bares. La Cumbancha, como un buen local mexicano, ofrece las mejores cervezas de la región. Y no, entre ellas no está Coronita. Las cervezas Modelo, tanto rubia como negra y Salito, con sabor a tequila, reinan en la barra junto a la carta de los mejores tequilas y mezcales, una bebida extraída de la destilación de una planta llamada ‘Maguey’.

Y como no, es obligatorio acompañar a estas delicias con otras: sus nachos y quesadillas, que, si es cierto que se ofrecen en un gran número de locales de Bilbao, la mayoría de ellos no consiguen destacar por su dudosa calidad.

El letrero de su entrada ya lo advierte: ‘arreglamos todo menos un corazón roto’, aunque, por experiencia propia, un par de horas en La Cumbancha y se consigue ver el mundo, y Bilbao, con otros ojos.

Fotografías realizadas por María Pastor

Post A Comment